Concepto de cultura elitista

La cultura está compuesta por tradiciones, ideas, lengua, arte, compartidos por un grupo social. Es por ello que la cultura elitista está integrada por la forma de pensar, de vestirse, de apreciar la vida y las creaciones humanas o de hablar, del grupo humano compuesto por las clases altas y poderosas de una sociedad, dado este poder por herencia en familias tradiciones, o por el dinero en aquellos que pudieron conseguirlo (por esfuerzo, herencia, suerte, o tal vez no legítimamente) y lograr escalar socialmente.

El sociólogo Pierre Bourdieu, que estudió profundamente las reglas que rigen el consumo y sus diferencias de clase, habla de una cultura elitista o alta cultura, generada para satisfacer los gustos de estas clases distinguidas, para quienes se crean obras artísticas únicas, sofisticadas y muy costosas, los que las hace inaccesibles para el resto de la población, que debe conformarse con ver expuestas estas obras en museos o galerías de arte.

Algo similar ocurre en el campo de la moda, donde se elaboran diseños exclusivos, destinados a esta clase social privilegiada. Tal vez cuando observamos los modelos no nos parecen estéticamente lindos, pero su prestigio se basa en la confección por determinado modisto prestigioso.

Se extiende esta cultura a las preferencias musicales, a los lugares donde frecuentan a comer, sus sitios de recreación y sus lugares de veraneo.

Lo contrario es la cultura popular, abierta al gran público y accesible a la mayoría de la población, que por lo tanto incluyen obras (artísticas, vestimentas, música) ni inéditas ni caras, apreciadas por su simpatía, practicidad o buen gusto y sus veraneos en sitios baratos.