Concepto de deuda

Deuda, del latín “dultum”, es una obligación jurídica o moral, que se tiene con otro, sea persona, física o jurídica, o con la divinidad o con la naturaleza. Así podemos deberle a nuestro vecino cien dólares por haberle comprado una bicicleta, o porque nuestro caño de agua le ha producido un deterioro a su pared; o podemos estar en deuda con Dios por no asistir a misa, o con la naturaleza por no reciclar nuestros desperdicios.

Las deudas pueden surgir jurídicamente en virtud de haber celebrado un contrato, o por haber cometido un delito. Hay deudas que a pesar de haber nacido como ejecutables, han dejado de ser reclamables por el paso del tiempo, eso es lo que sucede en el caso de deudas prescriptas, que solo posibilitan quedarse con lo adeudado si el deudor paga por su propia voluntad. Otros casos de deudas no exigibles (naturales) son las deudas de juego.

Deuda pública es la que tiene como sujeto pasivo o deudor al Estado ya sea que el acreedor sea otro Estado u otros Estados (deuda externa) o particulares de su país (deuda interna). Como prueba del compromiso de pago emite títulos públicos, pagaderos a un determinado plazo y que devengan intereses. La deuda interna es la que tiene el Estado con sus propios ciudadanos. Se dice que la pobreza, la falta de viviendas o de educación, es una deuda interna de cada Estado con sus habitantes.

La remisión de la deuda es un modo de extinguirla que consiste en que el acreedor devuelve al deudor los documentos que le permiten reclamarla.