Concepto de dilucidar

La palabra dilucidar es un verbo que nos llega desde el latín “dilucidare”, vocablo integrado por el prefijo de separación “di” más el sustantivo “lux”, en el sentido de “luz” y el sufijo “idus” que denota que algo puede ser captado sensorialmente. El sufijo “ar” indica terminación verbal.

Dilucidar es, entonces, echar luz sobre aquello que estaba oscuro o poco claro, descubriendo lo que estaba oculto o explicando lo que no se entendía.

Ejemplos: “El detective dilucidó el crimen usando todo su ingenio”, “Juan no pudo dilucidar la solución del problema planteado en el examen, y lo reprobó”, “El maestro dilucidó mi duda con un ejemplo”, “Hay cuestiones metafísicas que aún el hombre no pudo dilucidar”, “Si logramos dilucidar dónde puede estar enterrada el arma homicida tendremos pruebas suficientes en su contra” o “La ciencia ha avanzado tanto que ha dilucidado muchos enigmas ancestrales”.

Concepto de dilucidar

Dilucidar es una tarea racional que requiere esfuerzo y dedicación, y en mayor o menor medida, todos los humanos debemos realizarla a diario, ya que no todo se nos aparece de modo claro y evidente. Solo en pocos casos se dilucidan los asuntos en forma espontánea: “La cuestión se dilucidó sola, cuando vimos a un inocente gatito, bajar del tejado, siendo él el que causaba los ruidos que nos tenían preocupados”.

Algunas profesiones exigen dedicar mayor tiempo y calidad a este accionar, como el caso de los científicos o los detectives. No siempre llegar a una conclusión significa dilucidarla, o sea, llegar efectivamente a la verdad, sobre todo si aceptamos que ella es relativa. Por ejemplo, Freud, en su obra “Tótem y Tabú” intentó dilucidar la existencia del pensamiento religioso, argumentando que se trata de un “delirio colectivo” para lograr resignarse ante el dolor y la muerte, que con el paso del tiempo irá desapareciendo cuando se supere esa interpretación que juzga de “infantilista”. Con esto queremos decir, que para Freud, estaría dilucidada con esta explicación, el nacimiento de la fe religiosa, pero si bien se trata de una teoría válida, muchos creen que no es verdadera, y que Dios sí existe.