Concepto de doctor

La palabra doctor proviene de igual vocablo latino (doctor), que a su vez pareciera derivar de “docere” que significa enseñar, refiriéndose a la máxima capacitación universitaria a la que puede aspirar una persona, que le da la facultad de transmisor de conocimiento. Se utiliza en idioma inglés el mismo término, y en francés “docteur”. A partir del siglo XVII pasó a ser sinónimo de médico, aunque legalmente no todos los médicos poseen el título académico de doctor. Para que un profesional egresado de las distintas facultades, como medicina, abogacía, informática, economía, odontología, etcétera, pueda ser llamado doctor, en sentido estricto, debe realizar el doctorado, que según los distintos planes académicos pueden consistir en rendir algunas materias muy especializadas, y presentar un trabajo de tesis, de profundización e investigación sobre algún tema de la materia en particular, el que deberá defender ante una comisión de profesionales eminentes.

Las universidades también pueden conceder a ciertas personas destacadas, aún sin haber cursado por sus aulas, el Título de Doctor Honoris Causa (por causa de honor) a través de una ceremonia que se realiza con gran protocolo. Este título ha sido recibido por ejemplo por el escritor Mario Benedetti, el director de cine Pedro Almodóvar y el escritor Mario Vargas Llosa.

En la iglesia católica se concede el título de Doctor de la Iglesia a quienes por sus méritos y vida dedicada a Dios, y a la espiritualidad, podría calificarse de santa, lo que debe ser reconocido expresamente por el Papa. Han merecida esta alta distinción entre otros, Santo Tomás de Aquino, San Agustín, san Gregorio, San Ambrosio, Santa Teresa de Ávila y Santa Teresa de Lisieux.