Concepto de dogma

La palabra dogma se derivó del mismo término latino, el que a su vez provino del griego δόγμα, un sustantivo que se derivó del verbo “dokein” que puede traducirse como pensar o tener algo por cierto o verdadero.

Un dogma es una afirmación que no se discute, sea o no comprobadamente cierta, y sirve como sustento a un sistema de creencias tanto científicas, como políticas o religiosas.

Un pensamiento dogmático no admite discusión ni crítica, no escucha razones, y en el caso de que se cambie de opinión, se defenderá este nuevo pensamiento del mismo modo.

Concepto de dogma

En filosofía, los racionalistas sostuvieron que el conocimiento verdadero solo podía provenir del raciocinio humano, negando a la experiencia como fuente válida del saber. En sentido opuesto, los empiristas expusieron exactamente lo contrario. Amabas posturas son consideradas dogmáticas.

Los dogmas son el sustento especialmente de las creencias religiosas, que se ajustan a sus libros sagrados que resultan incuestionables, lo mismo que su Dios y su culto, revelado por Él a sus fieles. Este pensamiento dogmático en materia religiosa ocasionó a lo largo de la historia muchas persecuciones y muertes, dando solo a modo de ejemplo los tribunales inquisitoriales del medioevo que persiguieron y asesinaron a los llamados herejes, solo por no ser dogmáticos.

Los ateos, al sostener sin dudar ni aceptar réplicas, que Dios no existe, también se convierten en dogmáticos.

El gran problema de los dogmas es que al aferrarse tanto a ellos, las personas suelen no ver las limitaciones de sus “verdades” y tener por certezas indubitables meras creencias que sustentan falsamente toda su estructura mental y moral.

Dogma es también una película estadounidense, del género comedia, que generó polémica en materia religiosa, estrenada en 1999 bajo la dirección de Kevin Smith.