Concepto de epifanía

La palabra epifanía se derivó del griego ἐπιφάνεια, que procede a su vez de ἐπιφαινεῖν, verbo integrado por ἐπί- que indica una posición superior, más φαινεῖν en el sentido de aparecer o mostrarse.

Teniendo en cuenta su etimología, epifanía entonces es aparecerse por encima, usándose especialmente en el ámbito religioso cristiano para hacer referencia a una aparición divina o a una revelación sobrenatural: “Tuve una epifanía y sentí que conversaba con Dios” o “El ángel se presentó ante sus ojos como una epifanía”. No es explicable desde la razón sino por la fe.

Concepto de epifanía

Específicamente en el cristianismo Epifanía hace referencia a la adoración de los Reyes Magos de Oriente al niño Jesús, como manifestación física de Dios, en el pesebre de Belén, al que le ofrendaron oro, incienso y mirra. Auque la fecha del suceso no es precisa, se conmemora el acontecimiento el 6 de enero de cada año, desde muy antiguo, aún antes de que se celebrara la Navidad, presentándose el Señor como revelación ante los paganos. La celebración del Día de Reyes en la actualidad es muy esperada por los niños, que en recuerdo de esa Epifanía reciben regalos.

Otras Epifanías cristianas son: la Epifanía de Cristo a sus discípulos en el Milagro de Caná, donde convirtió el agua en vino durante una boda, lo que inicia su actuación pública, y la Epifanía a San Juan Bautista, anunciador de la venida de Cristo, que tuvo como escenario el río Jordán donde bautizó al Hijo de Dios, luego de lo cual descendió sobre Él el Espíritu Santo y desde el cielo anunciaron su naturaleza divina.

En Filosofía una epifanía es cuando alguien alcanza la plenitud o logra arribar a la esencia de las cosas o a una verdad que parecía escondida, como si se tratara de una revelación celestial, por intuición o inspiración memorable.