Concepto de estadista

La palabra estadista hace referencia a aquella persona que posee gran conocimiento y experiencia en relación a la unidad jurídico-política denominada Estado. Se trata de un especialista en manejo de la cosa pública, en lo referido a la asignación de recursos y medidas con vistas al bien común.

Un estadista puede ser un funcionario público o un analista de la realidad política, que conozca la verdad de la sociedad en la que vive, sus necesidades, los recursos con los que cuenta y las posibilidades de llevar a cabo planes eficaces a corto, mediano y largo plazo, sin proponer utopías, ya que las promesas vanas, crean ilusiones y cuando no se concretan solo logran generar frustración, descrédito y resentimiento. Un estadista deja una marca de cambio positivo y de progreso en la historia de su pueblo, ya que lo guía hacia un destino de grandeza, mejorando sus capacidades, descubriendo potencialidades y generando ingresos.

Concepto de estadista

En su obra "Mirabeau o el político" publicada en 1927, el filósofo español José Ortega y Gasset (1883-1955) llamó estadistas, a aquellos gobernantes que son capaces de tomar medidas que son buenas a largo plazo, aunque en lo inmediato puedan resultar antipáticas e impopulares. Será la historia quien, con mirada retrospectiva juzgue al político de estadista, o de un simple oportunista, demagogo o pusilánime.

Para el estadista británico Winston Churchill (1874-1965) la diferencia entre un político común y un estadista es que el primero solo piensa en el triunfo electoral, mientras que el segundo, en las generaciones que vendrán.

Como un ejemplo de estadista que registra la historia universal podemos citar a Pericles, que vivió en Ateneas (Grecia) entre los años 495 antes de Cristo y 429 antes de Cristo, un gobernante virtuoso, un líder militar y social, que promovió el ascenso material y moral de su pueblo. Su gobierno se conoce como “El Siglo de Pericles”.