Concepto de evangelio

La palabra evangelio procede del griego εὐαγγέλιον “euangelion” de donde pasó al latín como “evangelium”. El término se integra por “ev” que puede traducirse como “bien” y por “angelos” en el sentido de “mensajero”, por lo que puede decirse que evangelio es un buen anuncio, un mensaje cargado de esperanza y buenos augurios.

En el Cristianismo, el Evangelio cuenta la vida y obra de Jesús, que trae a los humanos la buena nueva del mensaje de Salvación divino, y expresa el amor de Dios por sus criaturas manifestado en el envío de su propio Hijo al mundo terrenal, para redimir a los creyentes.

Concepto de evangelio

Fue Pablo de Tarso (San Pablo) el primero en usar el término evangelio en la primera carta o epístola a los corintios, en el año 57, escrita para los cristianos de Corintio

En el Nuevo Testamento o Biblia Cristiana, los evangelios fueron escritos por quienes adoptaron tempranamente la fe cristiana: Marcos, Mateo y Lucas (que redactaron los evangelios sinópticos) y Juan (que escribió el llamado cuarto evangelio) escritos pocos años después de la muerte y resurrección de Jesucristo (en el siglo I). Estos son denominados evangelios canónicos, pues son admitidos como verdaderos por las iglesias cristianas en general.

Hay otros evangelios, en un número superior a cincuenta, no reconocidos como inspirados por Dios por las iglesias cristianas, y que por ello se denominan apócrifos. Si bien son formalmente similares a los canónicos, se diferencian mucho de ellos en cuanto a su estilo y su contenido. Se respaldan en la autoría por parte de personajes reconocidos, como Pedro, Santiago o Tomás pero son muy fantasiosos y contienen algunos de ellos, mensajes ocultos. Tienen el valor de brindar información sobre las ideas religiosas de la época.

En los evangelios no hay una cronología precisa, y los informes de cada uno son independiente,s por lo cual se aprecian varias contradicciones que se tratan de solucionar por vía interpretativa, pues los evangelios son el pilar del cristianismo.

La tarea de difundir el mensaje de Cristo entre los no creyentes se denomina evangelización.