Concepto de evangelización

El Nuevo Testamento o Evangelio, palabra esta última que deriva del término griego εὐαγγέλιον (koiné) de donde pasó al latín como “evangelizāre” y que significa noticias buenas, es la parte de la Biblia que corresponde a la vida de Jesús, y que fue redactada por los apóstoles Lucas, Mateo, Juan y Marcos.

La difusión, prédica y conversión al cristianismo de los no cristianos, y de quienes, siéndolo, se han alejado de la fe cristiana, llevando la palabra divina de Jesús, con la promesa de Salvación y la explicación de la misión en la Tierra de los hombres para cumplir el plan de Dios, se denomina evangelización, siendo el propio Cristo el primer evangelizador, continuada su labor por los apóstoles, y luego por los miembros de la iglesia, por orden de Cristo.

Concepto de evangelización

El Imperio romano es el primero en aceptar el cristianismo durante el reinado del emperador Teodosio I, en el año 380 a través del Edicto de Tesalónica. Cuando los bárbaros irrumpen y hacen caer la parte occidental del Imperio, traen consigo sus creencias paganas, pero pronto fueron evangelizados, previo un estadio de arrianismo.

En la conquista de la América hispánica, los españoles trajeron su cultura, y dentro de ella las creencias cristianas, que fueron impuestas por los misioneros que cumplían la labor de evangelización, obligatoriamente a los aborígenes, tras amenazas y severos castigos que incluyeron la muerte para los que ofrecían resistencia.

La evangelización en África comenzó en los siglos XV y XVI con resultados poco satisfactorios por parte de los portugueses. Egipto y el norte africano fueron los primeros en efectivizar la conversión. Esta tarea tuvo mayor éxito a partir de fines del siglo XVIII.