Concepto de existencialismo

El existencialismo es una corriente de pensamiento, despelgada especialmente en el siglo XIX, pero que continuó en la primera mitad del siglo posterior, cuyo tema central es la preocupación por el hombre, su existencia y el sentido de ésta.

Ante este tema hay dos posiciones:

Una negativa y pesimista que afirma la imposibilidad de trascender la existencia, cuyos exponentes más representativos son Martín Heidegger (1889-1976), que se plantea la angustia humana ante la finitud de la existencia, el destino es la nada, y aceptarlo es lo auténtico, pero como al hombre cuesta hacerlo, encuentra su refugio en los ficticios valores cotidianos. Kart Jaspers (1883-1969) opina que el hombre no se realiza pues siempre busca algo que lo trasciende, que está más allá. Como existir es búsqueda del ser, y el ser no se revela, o lo hace en forma negativa, cuando el hombre advierte su finitud, la existencia es imposible; y Sartre, que opina que la nada es la esencia de la existencia.

Otra posición es optimista pues asegura poder lograrse la realización existencial, especialmente expuesta por pensadores cristianos, como Miguel de Unamuno (1864- 1936) que sostenía que la fe no es racional, pero sí necesaria, aunque esté en contradicción con lo que indique el raciocinio, que es que la vida tiene un final; Gabriel Marcel (1889-1973) frente a la realización del hombre individual, postuló que se alcanzaría esa meta, con el otro, en comunidad, y especialmente con el Tú absoluto, que le permite trascender; o Nikolai Berdiaev (1874-1958) para quien la verdad solo la encontraremos en Dios, en un acercamiento no racional, sino espiritual.