Concepto de extremismo

Los extremismos son actitudes o posturas ideológicas extremas, en general diferentes de lo mayoritariamente aceptado, individuales o grupales, que aún cuando puedan ser motivadas por razones valederas, llegan a límites peligrosos, incluso pudiendo atentar contra la seguridad, la vida, la salud o la integridad física de sujetos u objetos, ya que para sustentar sus ideas y llegar a cumplir sus objetivos, no dudan en el uso de la violencia. El fanatismo y la intolerancia hacia quienes piensan diferente, es su sello común y distintivo.

Concepto de extremismo

Si bien es bueno tener ideas, sostenerlas y luchar por ellas, debe hacerse en el marco de la tolerancia, y los límites deben impuestos por el respeto de la opinión ajena y de su dignidad humana.

En política, la extrema derecha o la extrema izquierda son ejemplos de extremismos, pudiendo ser ejemplo de la primera la dictadura de Franco en España, y de la segunda, el gobierno de Stalin en Rusia. Quienes piensan diferente son enemigos, para los extremistas, y contra ellos, se lanza una ofensiva despiadada destinada a callar sus voces, evitando toda crítica al sistema imperante o al que desean imponer.

Los grupos guerrilleros que pretenden reivindicar sus ideales y desestabilizar el orden democrático en un país mediante el uso de la violencia, también se consideran una forma de extremismo; al igual que cuando desde el Estado se toman medidas consideradas propias del autoritarismo, imponiendo medidas opresivas a la población o desconociendo sus derechos humanos básicos.

El extremismo es muy común también en materia religiosa, que es practicado por quienes en nombre de Dios y de la fe, han cometido y cometen actos verdaderamente reprobables, para imponerse frente a otros que no comparten esas creencias. Son ejemplos de este tipo de extremismo: la Inquisición, el Holocausto, la evangelización de los aborígenes americanos o el fundamentalismo islámico.