Concepto de fiesta

La palabra fiesta se originó en el latín “festa” que a su vez se derivó de “festus”. Las fiestas de la Antigua Roma se llamaban “feriae” y se correspondían en general con días destinados al culto y alejados de las actividades laborales y comerciales. Entre sus fiestas más importantes podemos mencionar las Saturnales, que se celebraban como homenaje al Dios de Agricultura, Saturno, entre el 17 y el 23 de diciembre, o como festejo por algún triunfo bélico. Con el cristianismo, para la misma época se estableció la festividad de Navidad, el 25 de diciembre, fecha considerada como la de nacimiento de Cristo aproximadamente desde el año 336, posiblemente para reemplazar el culto pagano al sol que se celebraba en esa fecha.

Concepto de fiesta

La fiesta es una ocasión especial para divertirse, disfrutar, relajarse de las tareas cotidianas, y pueden ser religiosas, cívicas o privadas. Cada país cuenta en su calendario con fechas patrias y religiosas donde se suspenden las actividades estudiantiles y laborales.

Además en el ámbito privado se suelen conmemorar en forma de festejos, los cumpleaños, los aniversarios, la obtención de diplomas, los compromisos matrimoniales, los casamientos o algunos días dedicados a ciertos grupos de personas especialmente, como el “Día del padre” el “Día de la madre” el “Día del amigo” etcétera.

Muchas costumbres festivas han nacido de la mano de prácticas mágicas y religiosas, por ejemplo las velas que se acostumbran a soplar por parte del homenajeado en su cumpleaños significó en sus orígenes paganos, un modo de protección contra los espíritus malignos.

Las fiestas son un importante modo de socializar, de divertirse sanamente cantando, bailando, comiendo delicias, brindando; aunque a veces pueden provocar excesos riesgosos. Ejemplo: “La fiesta de cumpleaños de Juan terminó mal, los invitados se emborracharon y se insultaron”.