Concepto de fisiocracia

La palabra fisiocracia proviene en su etimología del griego. Está compuesta por “physis” que significa naturaleza, y “kracia” gobierno.

La fisiocracia como doctrina económica apareció en el siglo XVIII, como una de las manifestaciones del despotismo ilustrado, al que adherían, oponiéndose al mercantilismo, sosteniendo que la riqueza de las naciones no se medía por su acumulación en oro y plata, sino por la tierra y el desarrollo agrícola, que proporcionan un excedente entre la materia prima y lo producido, lo que no ocurriría en otras actividades, como el comercio o la industria, a las que consideraron estériles.

Concepto de fisiocracia

Para esta ideología, la vida humana, tanto la individual como la social, debía regirse por las leyes naturales, siguiendo ese orden predeterminado por una voluntad divina superior, y por lo tanto perfecta, y no involucrar al Estado en la vida económica, sino que las personas debían poder desarrollar su actividad en forma libre (laissez faire laissez passer). El rol del estado era el de asegurar el derecho a la educación, el goce pacífico de las libertades y la realización de obras públicas. Dentro del orden natural social, la clase social de los campesinos era la más importante, pues era la única que originaba la riqueza. Los impuestos que grababan la explotación rural eran muy bajos.

El médico francés Francoise Quesnay, que vivió entre los años 1694 y 1774, y que publicó sus ideas favorables a la fisiocracia en el año 1758, en “Tableau économique”o en español “cuadro económico”, es el máximo representante y pionero de este movimiento. El padre del liberalismo económico, Adam Smith recibió una enorme influencia de la fisiocracia.