Concepto de fumador

Se denomina fumador a aquella persona que ha contraído el hábito de fumar, verbo cuyo origen lo hallamos en el latín “fumare” que significa inhalar humo, producido por la combustión de alguna sustancia, como tabaco o marihuana, que llega a los pulmones, para luego exhalarlo.

Los fumadores son personas que comienzan muchas veces a hacerlo para practicar un juego social o para controlar su stress, pues tanto la nicotina que posee el tabaco como las drogas, actúan sobre el sistema nervioso central, y luego se ven envueltos en una adicción de la que les resulta muy difícil salir, por la dependencia generada, con consecuencias muy nefastas para su salud orgánica, como el temido cáncer de pulmón; o deficiencias cognitivas, esto último, ocurre con las drogas.

Para fumar tabaco se utilizan en general cigarros, aunque algunos suelen usar rapé (inhalación nasal) o pipas. Estas permiten poder mezclar tabacos, para obtener sabores más sofisticados, pero es igualmente riesgoso para la salud.

Al querer el fumador de tabaco dejar su vicio, sufre abstinencia, con una imperiosa necesidad de fumar y puede sentirse nervioso, ansioso, hambriento y tener dolores de cabeza, síntomas que suelen durar no más de un día. En los fumadores de marihuana puede experimentarse ansiedad y depresión.

A los que nos hemos referido son llamados fumadores activos, pues son los que voluntariamente eligen fumar, pero hay otros, llamados fumadores pasivos, que pueden verse “obligados” a sufrir las consecuencias de estas sustancias, simplemente por estar cerca de personas que fuman, especialmente si lo hacen en lugares cerrados.