Concepto de gala

La palabra gala proviene en su etimología del francés antiguo “gale”, que puede traducirse como diversión, ornamento, lujo, placer, ostentación.

Se aplica según el contexto; por ejemplo: “María hizo gala de sus atributos actorales” está usado en el sentido de ostentación; “La fiesta de entrega de premios fue de gala, se lucieron manteles bordados, alfombras suntuosas y los invitados vestían trajes y vestidos exclusivos y refinados” o “se vistió de gala para el concierto” están usados en el sentido de lujo y ornamentación; mientras que “ofreceré una gala en mi casa en homenaje a tu llegada”, se aplica en el sentido de diversión o reunión de placer, o que se hace en situaciones especiales, y no de ordinario.

Concepto de-gala

La expresión “me engalanas con tu presencia” significa que ese individuo, viste o confiere a la otra persona mayor valor, adorno y lujo, por sus atributos y cualidades.

Por otro lado y con distinta etimología, la palabra gala, proviene del latín “gallus” y su significado es el de aludir a quien nació en la Galia, lugar del antiguo continente europeo occidental, que estaba compuesto por la actual Francia, aunque su extensión abarcaba además, el espacio entre el Mediterráneo y el Canal de la Mancha. Las tribus galas se enfrentaron al procónsul romano Julio César entre los años 50 y 51 antes de la era cristiana, y fueron sometidas. Es también la lengua celta hablada por los pueblos galos.

Gala, además es un nombre femenino, que se deriva de este gentilicio. Gala, por ejemplo, era el nombre de la esposa del emperador romano Teodosio I, en la antigüedad, y contemporáneamente, de la musa inspiradora del pintor Salvador Dalí, entre otros famosos artistas.