Concepto de genocidio

El genocidio (del griego, “geno” = raza o tribu, y del latín “cidio” = matar) es la matanza o atentados graves hacia grupos de personas, con vistas a su erradicación, y no de personas determinadas, que sería homicidio. También incluye otros actos que sin ser homicidios propiamente dichos, conducen a corto o largo plazo, a aniquilar a ese sector de seres humanos- Es un delito consistente en un asesinato en masa, ya sea por motivos raciales como el genocidio nazi, llevado a cabo por Adolfo Hitler en Alemania durante la Segunda Guerra Mundial, que comenzó con campos de concentración, que inexorablemente conducían a esas personas a una muerte segura, por lo forzoso de los trabajos y las condiciones inhumanas a las que las sometieron, y luego con métodos concretos de exterminio, como fueron las cámaras de gas, o por razones de nacionalidad como el genocidio armenio, durante la Primera Guerra Mundial, o motivos religiosos y raciales como contra los aborígenes americanos en la conquista.

El término fue acuñado por Rafael Lemkin en 1944, luego de los sucesos que enlutaron a la humanidad en las guerras mundiales, antes referidos.

La Organización de las Naciones Unidas en 1948 dictó la Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio, que entró en vigencia en 1951, donde estableció el verdadero alcance del término genocidio, como delito internacional, que puede cometerse no solo durante una guerra, sino también en épocas de paz, estableciendo que son actos que tienden a destruir en forma total o parcial, grupos étnicos, religiosos, raciales o nacionales, a través de matanzas, sometimiento doloso, lesiones graves, físicas o psíquicas, traslado de los niños de un grupo a otro grupo por la fuerza, o medidas que tiendan a obstaculizar los nacimientos. Los juicios de acuerdo a esta Convención se llevarán a cabo en el lugar donde el delito se cometió.