Concepto de grupo

En sentido amplio cuando hablamos de grupo, nos referimos a dos o más individuos que colocamos juntos para cualquier fin: así podemos hablar del grupo de números pares, o del grupo de letras y números pintados de rojo, o los grupos de elementos químicos que muestra la tabla periódica, o de grupos sanguíneos, según el tipo de sangre, o de grupos hetrogéneos cuando sus miembros se diferencian, y homogéneos cuando conforman un todo sin diferenciación de partes.

En sentido estricto y sociológico, se llama grupo a dos o más individuos interdependientes entre sí o sea cohesionados, con conciencia de pertenencia, y con asignación de roles, que actúan en vistas a un propósito común, sumando sus aptitudes y esfuerzos individuales, para fortalecerse en su conjunto, y con vida más o menos duradera. La unión de los grupos existentes, forman una sociedad. En este sentido estricto se descarta la reunión espontánea de personas sin vinculación causal sino casual, por ejemplo, estaría mal dicho, un grupo de personas esperaba un colectivo. Pero si el colectivo se demora y esas personas interactúan entre sí y se ponen de acuerdo para hacer una protesta, el concepto de grupo adquiriría su real significación.

El grupo social primario es la familia, y los secundarios podrían ser la escuela, los clubes, los grupos religiosos, etcétera.

Cuando el grupo, tiene metas muy claramente definidas, alto nivel de compromiso, distribución específica de funciones coordinadas, y auto-evaluación de logros y fracasos, en vistas a su superación, el grupo se transforma en un equipo.

Se denominan políticamente grupos de presión a aquellos individuos que actúan asociados para influir en las decisiones gubernamentales, por medio de reclamos y protestas.