Concepto de gueto

La palabra gueto, proviene de “Ghetto”, barrio ubicado al noroeste de Venecia, lugar en que existía una fábrica dedicada a la fundición de hierro (significado de la palabra latina ghetto), y donde los judíos fueron obligados a residir desde el año 1516, cuando arribaron, expulsados de España. Allí, los habitantes residían bajo custodia y protección cristiana, en barrios cerrados, impidiéndoles la libertad de entrar y salir cuando quisieran.

En el año 1555 el Papa Paulo IV, fundó el Gueto de Roma, siendo ejemplo para crear otros, donde la población judía fue discriminada y confinada a vivir exclusivamente en ellos.

Recién consiguieron bajo el dominio napoleónico en 1797, la entrada y salida libre de los guetos, siendo liberados totalmente cuando se conformó el estado italiano.

En los albores de la Segunda Guerra Mundial, Adolfo Hitler volvió a instalar estos barrios cerrados o guetos para recluir a los judíos en condiciones infrahumanas, para luego ser enviados de allí, a los campos de exterminio. Entre ellos podemos mencionar al Gueto de Varsovia, el de mayores dimensiones, ubicado en Polonia que existió durante tres años, con casi 400.000 ocupantes, siendo exponente de miseria, enfermedades y hacinamiento, lo que provocó un levantamiento de sus moradores, sangrientamente reprimido.

Con estos antecedentes, la palabra gueto pasó a nombrar cualquier lugar donde residiera solamente un sector minoritario de la población, segregado por su condición social, racial o religiosa.

En Estados Unidos existen entre otros, el barrio chino o el barrio negro, que pueden ser denominados guetos, con características culturales propias, que en ocasiones es sinónimo de orgullo para sus moradores.