Concepto de hastío

La palabra hastío se originó en el latín “fastidium”, de “fastus” con el significado de “orgullo”, por lo tanto es sinónimo de fastidio, que en este caso es un cultismo, que conserva las letras originales de la palabra en latín, mientras hastío en su evolución perdió la “f” inicial y la “d” entre vocales.

El hastío es una sensación negativa de rechazo, cansancio, repugnancia y aburrimiento hacia algo, especialmente si se trata de comida, o con respecto a alguien. Puede suceder por un exceso de sensaciones desagradables u opresivas, como por ejemplo. “Comí tantas veces esta comida que ya me siento hastiada”, “Siento hastío de tu cariño, es tan intenso que me produce rechazo”, “Estoy hastiada de esta enfermedad crónica y de tomar tantos medicamentos”; o por aburrimiento o estrés: “Esta lección es tan poco motivadora que me produce hastío”, “Este paisaje desolador me ocasiona hastío” o “Este trabajo me pone nerviosa y me causa hastío”.

Concepto de hastío

El hastío hace que tratemos de alejarnos de lo que nos ocasiona ese sentimiento. El escritor y poeta irlandés Oscar Wilde (1854-1900) lo describe como lo único que en el mundo es digno de llamarse horrible. El filósofo alemán Arthur Schopenhauer (1788-1860) afirma que el hastío puede llegar a desesperar al individuo y convertirse en una calamidad pública.

Hay personas que sienten hastío o cansancio de vivir, por sufrir de melancolía o depresión, y no encontrar un fin último que justifique su existencia. En ocasiones, equivocadamente la gente intenta sobrellevar el hastío buscando experiencias que ayuden a evadir su estado mental apático y quejumbroso, refugiándose en las drogas y el alcohol, lo que solo contribuye a que el problema se acreciente.

Sin embargo, el hastío de los otros, suele ser una gran fuente de inspiración para empresarios que buscan a través de productos o servicios, ofrecer remedios para sentirse más plenos y satisfechos: viajes, productos tecnológicos, pasatiempos varios, lo que suele presentar un alivio del síntoma a corto plazo, pues generalmente el hastío no se remedia con cosas materiales, las que solo incrementarán las ganancias de las empresas.