Concepto de hincha

“Hincha” es un vocablo que comenzó a usarse en Montevideo (Uruguay) cuando Prudencio Miguel Reyes en el año 1900 fue convocado para realizar la tarea de inflar las pelotas (hincharlas con aire) en el Club Nacional de football, convirtiéndose en un simpatizante que apoyó al equipo incondicionalmente y con demostraciones poco usuales hasta entonces, como gritos y otras expresiones que no pasaban desapercibidas, y por ello “hincha” se transformó en sinónimo de seguidor y alentador de un club de fútbol que pronto se extendió a otros deportes. El conjunto de hinchas, se conoce como hinchada, y se alegran y sufren con sus equipos, siendo algunas particularmente violentas. Ocupan un determinado sector de la tribuna, portan banderas y entonan cánticos que motivan a sus jugadores y/o desacreditan a los adversarios. Cuando se trata de mundiales de fútbol, las hinchadas logran reunir a todos los ciudadanos despertando un sentimiento nacional fuerte.

Concepto de hincha

El hincha de fútbol defiende los colores de su club, que le dan una pertenencia, que suele estar vinculada a su barrio y a la herencia familiar, pues es un sentimiento apasionado que se transmite de padres a hijos. Son muy competitivos y sienten que sin ellos y su aliento, los partidos no pueden ganarse, y suelen ser muy críticos cuando su equipo pierde, exigiendo cambios en el plantel o en la dirigencia.

El 13 de abril de 1951, el cine “Ocean” de Buenos Aires (Argentina) estrenó una película protagonizada por Enrique Santos Discépolo, con guión y dirección de Manuel Romero, titulada “El Hincha” donde se lo caracteriza como un fanático que privilegia su club por sobre todas las cosas, incluso su amor por una mujer, encontrando en la cancha el sentido de su ser en el mundo.