Concepto de homofobia

Basado en el origen etimológico griego del término homofobia, el psicólogo George Weinberg (estadounidense) en 1971, lo empleó para hacer alusión a aquellas personas que sienten rechazo hacia los homosexuales, o sea, hacia las personas que sexualmente eligen a personas de su mismo sexo. Se incluye en el concepto a quienes odian a transexuales y bisexuales, y los ven como enfermos, pecadores, y artífices de conductas desviadas.

Los homofóbicos cometen discriminación al sentir a esas personas como inferiores, marginarlas, hacerlas objeto de burlas, e incluso en casos extremos puede llegarse hasta la agresión física. El origen de la homofobia son los prejuicios sociales más el producto de una mentalidad cerrada, y la influencia religiosa, ya que la homosexualidad no es aceptada por las religiones tradicionales (judaísmo, cristianismo e Islam).
Muchos pueblos aborígenes americanos practicaron la homosexualidad como conducta humana natural. Se reconoce que homosexuales siempre existieron en la historia de la humanidad, aunque las leyes los castigaran y la sociedad los condenara con su rechazo.

Existieron en la historia políticas de Estado que lucharon contra el supuesto “flagelo” de la homosexualidad, como ocurrió durante la Alemania nazi, el franquismo y el comunismo cubano. Los países islámicos, India y algunos países africanos son ejemplos actuales de países que condenan la homosexualidad como delito.

Fue la democracia la que les reconoció derechos en muchos países, incluso el de casarse, como la reciente ley sancionada en Argentina sobre matrimonio igualitario del año 2010. Ya Había sido aceptada en seis estados de Estados Unidos, en Países Bajos, España, Canadá, Sudáfrica, Suecia y Noruega. También en 2010 fue aceptada legalmente en Portugal e Islandia.