Concepto de honra

La palabra honra procede del verbo honrar, que surgió desde el latín “honoris” al igual que honor, y en ambos casos se hace referencia a la dignidad humana y su respeto, pero si bien en ambos casos existe una consideración pública sobre el honor o la honra de alguien, en el caso del honor éste se adquiere por méritos individuales, por las acciones propias, independientemente del juicio social; en cambio en la honra, se depende en gran medida de cómo juzgan los demás nuestra acciones. Por ejemplo, alguien actúa contra la honra de otro cuando lo insulta, lo injuria o lo golpea. En el honor el juicio es privado, en la honra es público y equivale al buen nombre o reputación, muy propio de las hazañas familiares que se ostentaron con títulos nobiliarios en el medioevo. Sin embargo es frecuente usar ambos términos como sinónimos: “Me honra con su presencia” o “Es un honor para mí contarlo como invitado”.

Concepto de honra

Gustavo Correa diferencia en la honra; la vertical, propia de las sociedades estratificadas donde cada individuo goza de una diferente jerarquía y consideración social; de la horizontal, que es la opinión que los demás tienen de alguien.

La honra está reconocida como un derecho humano esencial por la Declaración Universal de los Derechos Humanos (1948) en su artículo 12, y por el artículo 11 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

Cuando alguien fallece se le brindan desde las más primitivas civilizaciones, las honras funerarias, como demostraciones, de respeto, que varían entre las diferentes culturas y en el tiempo, hacia quien ese ser humano había sido en vida. Cuando alguien muere en servicio a la comunidad o a la patria, se le brindan honras especiales.

En la Biblia, uno de los Diez Mandamiento es el de honrar a los padres, lo que implica respetarlos, amarlos y ayudarlos.

En materia sexual, y en las sociedades tradicionales, la honra de una mujer era su virginidad y debía ser mantenida intacta hasta el matrimonio. Una mujer soltera que mantenía relaciones sexuales, o una casada que era adúltera tenía conductas deshonrosas.

La expresión “a mucha honra” es ser o hacer algo con orgullo, sin importar si socialmente es o no valorado”: “Yo soy descendiente de aborígenes y a mucha honra” o “Soy empleado de limpieza y a mucha honra”.