Concepto de horóscopo

La palabra horóscopo proviene en su etimología de dos palabras griegas: "ὥρα" que puede traducirse como “hora” y “σκοπέω" o “skopeo” con el significado de "examinar" u “observar”. Del griego pasó al latín como “horoscŏpus”, y así llegó a nuestro idioma. El horóscopo es un modo de predecir el futuro, en cuanto a lo económico, laboral el amor, la familia, los estudios y la salud, además conocer los rasgos de la personalidad de alguien, tomando en consideración la hora y el día en que nació y la posición de los astros en ese momento. Es una creencia no avalada por la ciencia pues no resiste el método experimental. Sin embargo los horóscopos existieron desde la antigüedad y mantienen su vigencia en el presente.

Concepto de horóscopo

El horóscopo se construye dividiendo un esquema circular representativo de la Tierra enclavada en el espacio celestial, en doce partes o sectores, que se corresponden con el universo y tiene 30 grados cada uno de ellos, y son los signos del horóscopo regidos por un planeta o por el Sol o la Luna. El horóscopo que estamos acostumbrados a leer o escuchar y consultar sus predicciones, es el solar, que establece la influencia del Sol según su posición al momento de nacer el individuo. También está el lunar dado por la situación de este satélite de la Tierra, que establece nuestro sistema emocional; y además se deben considerar el ascendente que está representado por el signo que en el instante en que se nace se elevaba en el horizonte, y define la personalidad.

Además se los asocia a los cuatro elementos que los filósofos griegos presocráticos consideraron podían ser el origen de la vida (aire, fuego, agua y tierra).

Este no es el único horóscopo que existe, también está el chino, el maya, el hindú, el árabe y el celta entre otros.