Concepto de ídolo

Un ídolo, término procedente del griego εἴδωλον, de donde pasó al latín “idōlum” es una persona o una imagen que genera devoción en un grupo social, por reconocérsele características especiales, mejores que las que poseen el resto de los mortales. Tiene una connotación religiosa, ya que el ídolo es objeto de culto, aunque los ídolos además de religiosos, pueden ser políticos, artísticos, deportivos, etcétera. Ejemplos: “Mi ídolo es mi padre, no existe persona más honrada y trabajadora que él”, “Maradona es un ídolo del fútbol” o “Gandhi es un ídolo de virtud”.

Concepto de idolo

La existencia de ídolos surge como un modo de buscar modelos a imitar, y en la necesidad de identificación; y surgen a veces de modo espontáneo, aunque muchos son generados a través de los medios masivos de comunicación, que muestran a ciertos humanos como superiores y diferentes al resto. Al ídolo se lo respeta, se lo reverencia, se lo acepta sin discusión, pues en la mente de quien así lo considera, no tiene defectos. El sujeto se coloca en una posición subordinada con respecto a su ídolo, quien pasa a tener una categoría de divinidad.

Ya desde que el hombre se organizó bajo formas de liderazgo, buscó un líder, que cuando lo conformó y deslumbró, se convirtió en ídolo para seguir o para adorar, con el fin de que le sirva de guía en la búsqueda de su camino vital. Las antiguas religiones paganas, buscaron imágenes como ídolos para adorar, lo que fue condenado por el judaísmo, y luego también por el Islam.

“Ídolo de barro” es el nombre de un libro de Ring Lardner (1885-1933) que fue llevado al cine en una película estadounidense del año 1949, donde el protagonista intenta convertirse en un ídolo del boxeo abandonando a sus afectos.