Concepto de inquilino

La palabra inquilino es un cultismo, derivado del latín “inquilīnus” que se usa para nombrar a una de las partes de quienes configuran el contrato consensual de alquiler o arrendamiento, por el cual el inquilino a cambio del pago de un precio usa y goza de una finca ajena, urbana o rural a cambio de un precio, por un tiempo determinado contractualmente, y que en general las leyes imponen con un tiempo mínimo para evitar que el inquilino sufra inestabilidad en su morada o actividad, ya que los inmuebles destinados a ser alquilados pueden ser para destinarse a habitación o a trabajo. Ejemplos: “Soy inquilino de una casa muy grande en la que vivo con mi familia y por la cual pago un alquiler mensual equivalente a la mitad de mis ingresos salariales” o “soy médico y he alquilado un consultorio para ejercer mi profesión y así a pesar de tener varias propiedades en este caso soy inquilino” o “arrendé mi campo para obtener de él una renta, pero mi inquilino ya me debe tres meses de alquiler, por eso le iniciaré acciones legales, o me paga o se va”.

Concepto de inquilino

A diferencia del dueño, el inquilino reconoce que lo que alquila no le pertenece en su dominio, sino solo en su uso, y temporalmente, sin poder hacer sin autorización del dueño reformas no necesarias, ni puede disponer libremente de su derecho. Sin embargo el arrendador debe respetar el contrato mientras dure, no molestando al inquilino en su goce si éste se hace de acuerdo a lo acordado y se abona el alquiler pactado.

El inquilino puede rescindir su contrato luego de cierto tiempo sin especificar causa pero abonando al dueño una indemnización que es mayor cuanto menor sea el tiempo que duró el contrato. Por el contrario el arrendador no puede mientras el contrato se cumpla pedir la restitución del bien hasta el vencimiento del término pactado.

Si no se dispone de común acuerdo otra cosa, el arrendador debe abonar los impuestos y los gastos de reparaciones que no se deban a dolo o imprudencia del inquilino. Éste debe pagar además del alquiler, lo que use de servicios y los deterioros que ocasione por su uso.