Concepto de inteligencias múltiples

El concepto de inteligencias múltiples responde a la teoría enunciada por el profesor de Harvard, Howard Gardner, nacido en el año 1943, que declara la existencia de varios estilos cognitivos, de diferentes modos de pensar, existentes en los seres humanos, que dependen de zonas del cerebro bastante determinadas, que hace que calificar a alguien de muy inteligente o poco inteligente, sea solo respecto a una de las tantas habilidades cognitivas de que puede disponerse.

Existen para él, la inteligencia verbal, que hace que las personas que la poseen dominen el idioma, siendo muy aptos para redactar, argumentar, debatir, realizar mapas conceptuales; la inteligencia matemática que importa saber operar con números, agrupar datos, ordenarlos y resolver problemas, hace que estos individuos tengan alta capacidad de abstracción; la inteligencia espacial que está relacionada con el mundo de los objetos y su ubicación en el espacio, visualizando formas y colores; muy útil para asignaturas tales como Geografía, Dibujo y Arquitectura; la inteligencia musical, que consiste en entender los sonidos, ritmos y melodías, saber apreciarlos y crearlos; la inteligencia corporal kinestésica, que consiste en el dominio del cuerpo, característica de bailarines, deportistas y actores; la inteligencia intrapersonal, que radica en conocerse y dominar las propias emociones, sabiendo convivir y actuando positivamente sobre las debilidades, y explotando las fortalezas, siendo necesaria para lograr formar estuiantes con atonomía; y la inteligencia naturalista, que consiste en poder descubrir y apreciar la naturaleza. Todas estas inteligencias son susceptibles de educarse, siendo conveniente que quien lo hace conozca el estilo de inteligencia del educando.

Inteligencias múltiples

Los test de inteligencia que se aplicaron y aún siguen en vigencia, valoran solo una parte de estas capacidades, dejando de lado como poco valoradas otras aptitudes tan valiosa como ellas. Toda aquella habilidad que sirva para resolver problemas, plantarlos y detectarlos, puede llamarse inteligencia.