Concepto de liderazgo empresarial

El liderazgo empresarial es detentado por aquel directivo o gerente de la empresa que logra captar la voluntad de sus empleados para que estos se vean compenetrados con el rumbo de la empresa y acepten sus directivas, consejos, sugerencias, de buen grado, reconociendo en él la capacidad de mando y la competencia organizativa y directriz.

Quien es líder empresarial logra que las voluntades particulares se subordinen al interés de la empresa, sin descuidar la sensibilidad de las personas, para que lo hagan con placer y con la seguridad de que el éxito de la fuente de trabajo, es también el de ellos. Es quien desde la cima del organigrama, con su ejemplo y dedicación, se convierte en el guía y el alma de la empresa.

El líder es un estratega, emprendedor, motivador y facilitador, teniendo siempre en vistas los objetivos propuestos. Debe tener capacidad de mando y de conducción de grupos, empatía, y facilidad de comunicación y diálogo.

Sin embargo este líder ideal se da en pocos casos. Blake y Mouton plantean la existencia de varios tipos de liderazgo, que clasifican de acuerdo a si su nivel de sensibilidad con las personas y con los objetivos, es débil o aguda. Cuando se combinan en un líder la sensibilidad aguda con respecto a ambos aspectos originará un líder democrático, mientras que si es débil en los dos, el liderazgo será despreocupado. Si el liderazgo es agudo con respecto a la sensibilidad de las personas, pero débil con los objetivos empresariales, el líder será un demagogo, y se invierten estos términos, el liderazgo será autoritario. El tipo de liderazgo se ajustará a la situación, aunque es preferible que sea democrático.