Concepto de lucha

Del latín “luctare”, lucha, significa pelea o combate, ya sea en el plano del enfrentamiento físico entre dos ejércitos antagónicos armados, como entre uno o más o humanos, usando armas o su propia fuerza y estrategias de pelea. Los animales también luchan para defender su comida o su territorio.

La lucha también puede darse pacíficamente en el plano de las ideas, para poder imponer las propias, frente a ideologías opuestas, e incluso la persona puede tener una lucha interna, por conflicto de valores.

La lucha también puede darse en una competencia deportiva, donde cada competidor desea vencer a sus rivales ocasionales, para ocupar los mejores puestos.

En la política los partidos políticos, intentan llegar al poder “luchando” a través de campañas políticas contra sus opositores partidarios.

Se dice que vivir es una lucha cotidiana, donde el hombre “pelea” o “lucha” contra los obstáculos que la vida le impone, de los que a veces sale airoso, y puede continuar con sus metas, y otras pueden ocasionarle angustia y depresión. Las sociedades muchas veces deben unirse para luchar contra ciertos actos o hechos, que intentan poner en riesgo a sus integrantes, evitando la convivencia saludable y pacífica. De esta manera se realizan campañas de lucha contra la droga, contra la delincuencia, contra el hambre, contra el analfabetismo, etcétera.

La lucha de clases, era según Karl Marx, el medio por el que avanzaba la historia. El proletariado y su lucha reivindicatoria, harían derrocar al capitalismo, para llevar al poder a la clase obrera.

La lucha libre es aquel combate reglamentado, permitiéndose los golpes debajo de la cintura, donde se pretende doblegar al rival hasta que desista de continuar peleando, empleando llaves de sumisión y golpes.

La lucha grecorromana se da por ganada, cuando uno de los contrincantes hace que el otro quede en el suelo, aunque sea por unos instantes. No se permiten golpes por debajo de la cintura.