Concepto de método de observación

La observación como método, consiste en la utilización de los sentidos, para obtener de forma conciente y dirigida, datos que nos proporcionen elementos para nuestra investigación. Constituye el primer paso del método científico, que nos permite, a partir de ello, elaborar una hipótesis, y luego vuelve a aplicarse la observación, para verificar si dicha hipótesis se cumple.

Siempre que vayamos a investigar, debemos partir de plantear el problema y los objetivos, ubicándolo dentro e un marco teórico. En base a ello se hará la observación, que puede ser cuantitativa y/o cualitativa.

El observador si bien cumple un rol activo, no interactúa con el objeto de su observación, sino que recolecta datos y patrones de conducta. En algunos casos, cuando se trata de sujetos, éstos pueden saber que están siendo observados, o desconocerlo. La observación puede realizarse en su ámbito natural o en el laboratorio. La observación puede ser efectuada por seres humanos, o por dispositivos mecánicos.

Para que lo observado sea confiable, debe hacerse de la manera más objetiva posible (la objetividad total es imposible) estar planificada y orientada a un fin, para tomar en cuenta lo que es importante prestarle atención y desechar los aspectos inútiles. La observación debe estar sujeta a comprobación.

El observar no modifica el objeto de análisis, como sí ocurre en la experimentación, se limita a verlo, tocarlo, oírlo, pero sin alterarlo. Pueden de la observación resultar datos positivos que confirman nuestras hipótesis, o refutarlas.

La observación como método puede aplicarse tanto en las Ciencias Sociales como en las Ciencias Naturales.