Concepto de minería

Como actividad económica, La Minería pertenece al sector primario ya que explota recursos naturales, en este caso, no renovables, que son los minerales (metalíferos, como el oro, la plata, el hierro, el cobre, el cinc o el plomo; no metalíferos y de uso industrial, como el potasio, el salitre o el fósforo, y las rocas de aplicación como los mármoles y los granitos) y los hidrocarburos (gas natural, petróleo y carbón). Los recursos mineros son propios de zonas montañosas.

Los minerales se van acumulando en el suelo y en el subsuelo como yacimientos y el hombre ha sabido sacarles rédito económico con su extracción y explotación desde tiempos prehistóricos. Se conoce actividad minera desde el Paleolítico, donde se extraía hematita para hacer pigmentos, de la Cueva del León en África del Sur.

Concepto de minería

Ya en la Edad Antigua, civilizaciones como la egipcia, usaban minerales para adornos y artesanías extrayendo malaquita de Maadi, en el Bajo Egipto. Con sus grandes construcciones debieron traer minerales de lugares fuera de Egipto para lo cual organizaban expediciones.

En la Antigua Grecia se explotaron las minas de plata de Lavrio, las de hierro, cobre y oro de Chipre y las de oro y plata en el norte de Tracia. Los romanos usaron la técnica de la minería hidráulica, al crear sistemas de acueductos, cuya agua era embalsada y al abrir las puertas, con su fuerza, el agua arrastraba las capas de terreno mostrando la roca madre, la que era agrietada por choques térmicos (calor y luego frío).

En el medioevo se practicó la minería a cielo abierto con el objetivo de hallar metales para acuñar monedas, y luego se extrajo hierro con fines bélicos (armaduras, espadas y lanzas). El hierro luego fue utilizado para construcción y para maquinarias agrícolas.

Los europeos al llegar a América a partir de mediados del siglo XV explotaron el oro y la plata, que se llevaban para España. En Estados Unidos la explotación se hizo más intensiva a partir del siglo XIX. En la actualidad en América Anglosajona existen recursos mineros especialmente en los Montes Apalaches, el Escudo Canadiense y el Macizo Plegado del Oeste.

En América Latina pueden citarse los yacimientos de plata de Perú, México y Bolivia; los de petróleo en México y Venezuela; los de estaño en Bolivia; los de cobre en Chile; y los aluminio, manganeso e hierro en Brasil.

Se han dictado en casi todos los países leyes que regulan la explotación minera, que contienen normas para que se realicen estudios sobre impacto ambiental y sobre conservación y restauración del medio ambiente.