Concepto de misionero

Se conoce con el nombre de misionero a aquella persona que tiene el objetivo de cumplir una misión, palabra que pone en acto la acción de mandar o enviar, etimológicamente derivada del verbo latino “mittere”, más concretamente de predicar la fe cristiana entre los infieles, objetivo que cumplieron específicamente los misioneros que se trasladaron desde sus tierras nativas a las pobladas por infieles para ayudarlos y evangelizarlos en reductos geográficos denominados misiones. Este mandato ya lo había recibido Cristo del Dios Padre, y fue luego obra de los apóstoles.

Fue notable la labor de los misioneros en la conquista del territorio americano, por parte de los españoles y portugueses, que asentaron sus misiones especialmente en zonas fronterizas, de difícil acceso, donde los misiones jesuitas realizaron su tarea evangelizadora, justificada por España como modo de conversión de los indios, pero además para obstaculizar el ingreso de los portugueses, que pretendían avanzar desde Brasil. Es por ello que las reducciones se ubicaron en el noreste argentino, Paraguay y Uruguay, conformando los llamados “pueblos de indios” con autonomía respecto a las autoridades civiles españolas.

Los testigos de Jehová consideran misioneros a aquellos que son especialmente entrenados, para acercar la palabra de Dios, en su predicación, con el propósito de atraer más fieles a su religión.

También se conoce con el nombre de misionero a las personas, animales o plantas oriundas de la provincia argentina, denominada Misiones, integrante de la Mesopotamia, o del departamento paraguayo del mismo nombre. La selva misionera argentina es el bioma de mayor biodiversidad del país.