Concepto de moneda

La palabra moneda proviene del latín “moneta”, y alude al taller donde se fabricaban las monedas en Roma, que quedaba cercano al templo de la diosa Juno Moneta, en la colina del Capitolio.

La aparición de la moneda significó un gran avance para las transacciones comerciales hasta entonces dominadas por el trueque. Con la moneda surge una pieza metálica con un valor, primero determinado por su peso, y luego con un valor simbólico y representativo.

La moneda es una medida de valor común que es una manifestación de la soberanía de un Estado, que permite pagar el real valor del producto que se desea adquirir.

En los primeros tiempos de lo que luego fue la Antigua Roma, habitada por los pobladores del Lacio, ya se ideó un modo de asignarle un cierto valor a algunas cosas a efectos del intercambio. Se le otorgó de este modo valor al ganado (pecus): las ovejas valían diez ases, y cien ases las vacas. De aquí procede el término pecuniario referido al dinero. Los metales como moneda comenzaron a usarse a partir de la Edad de Hierro. Las primeras monedas romanas fueron de cobre, cuya unidad fue el as, luego usaron monedas de plata y de oro; en Asia se usó el oro, y en Grecia la plata.

En Roma la moneda adquirió valor simbólico luego de las guerras púnicas (146 a. C). El papel moneda surgió en la Edad Media pues se emitía un certificado o papel donde constaba el depósito de dinero y servía como medio de pago. Actualmente son billetes que emite el Banco Central y son de aceptación obligatoria.