Concepto de movimiento social

Se entiende por movimiento social, a la actuación conjunta (de allí el nombre de movimiento pues supone salir de una postura pasiva para ejercer protagonismo mediante acciones concretas) de ciertos sectores sociales, con carácter regularmente estable, y sin estar organizados de modo formal ni jerárquicamente, respondiendo o no a alguna ideología partidaria, en pos de un objetivo común (resolver carencias económicas, preservar el medio ambiente, recuperar o conseguir el reconocimiento de derechos humanos vulnerados) siendo una forma de participación de la ciudadanía en la actividad sociopolítica y una manera de hacer conocer a los gobiernos las necesidades y reclamos de la población.

Surgieron tras las consecuencias de la Revolución Industrial, en el siglo XIX, al agruparse los obreros (movimiento obrero) para conseguir derechos laborales, para luego extenderse a múltiples áreas, como el movimiento feminista, el estudiantil, el ecologista, el antiimperialista o el antinuclear. Algunos movimientos propugnan cambios de ciertos aspectos de la realidad y se denominan reformistas; otros aspiran a una modificación total, por lo cual son considerados revolucionarios.

Su duración puede ser permanente o limitada en el tiempo, hasta la resolución del reclamo, como por ejemplo cuando se movilizan los vecinos para conseguir seguridad en el barrio, o para que se cree un hospital; y su extensión espacial puede variar entre abarcar un barrio, una ciudad, una provincia, el país en su totalidad, varios países, o el mundo entero. La cantidad de miembros también es variable, aunque su presión es más fuerte cuando abarca más número de miembros.

Aquellos grupos sociales que se manifiestan en contra de los que reclaman cambios, pues se aferran a lo tradicional, se llaman contra movimientos.