Concepto de nómina

La palabra nómina reconoce su origen etimológico en el latín “nomen” con el significado de “nombre”. En la Antigua Roma, las nominas eran las listas de las personas que eran acreedoras de un salario. de allí que en la actualidad también se aplica el término nómina en las empresas, para designar los listados de empleados y sus correspondientes sueldos, incluidos además, las bonificaciones y las deducciones. En España la nómina es el recibo de sueldo que le es entregada al empleado con todos los datos personales de empleador y empleado, condición laboral, horas trabajadas, salario básico, horas extras, asignaciones, quitas, etcétera. Allí figuran el salario bruto que es lo que se ganó según lo pactado y legal, y el salario neto que contempla lo que debería haber cobrado menos las retenciones, y es ese monto el que realmente ingresa al empleado. Las nóminas de los trabajadores autónomos, se denominan honorarios. Las nóminas en España deben ajustarse a un modelo prescrito por Ministerio de Trabajo y Seguridad Social desde fines de 1994. En Argentina la llamamos recibo de sueldo en el caso de los asalariados y factura de honorarios en los autónomos.

Concepto de nómina

También se llamaron “nomina transcriptitia” los primeros contratos escritos o literales que en Roma se registraban en los nomen, codex o libros contables a cargo de cada jefe familiar.

Una nómina es además una lista de nombres, confeccionada para fines varios; por ejemplo: “no figuro en la nómina de quienes aprobaron el examen, me temo que lo reprobé” o “mi padre iba en el microómnibus que sufrió el accidente, pero por suerte no figura en la nómina de heridos ni en la de muertos” o “la nómina de aspirantes al empleo es muy larga, será muy difícil acceder a él”.