Concepto de océano

Son grandes masas de agua salada, con grandes olas provocadas por los vientos, que datan de unos cuatro mil millones de años, que separan los continentes, cubriendo el 71 % del planeta. Son cinco: El más grande y más profundo, es el Océano Pacífico, siendo de mayor tamaño que toda la masa continental (165.200.000 km²). El Océano Atlántico es la mitad del Pacífico, siendo el Océano Índico casi de la misma extensión que el Atlántico, estando ubicado en el Hemisferio Sur, entre Asia, África y Australia.

El Océano Ártico, ubicado en el Polo Norte está casi completamente helado, mientras que en otro extremo, en el Polo Sur, se ubica el Océano Glacial Antártico, también congelado. Estos dos Océanos congelados tienen una salinidad menor que el resto.

La profundidad media de los Océanos es de 3.750 m. La luz solar llega hasta una profundidad de 200 metros, y luego viene una zona oscura.

Los Océanos están afectados por corrientes marinas, con gran influencia sobre el clima, pus impiden que existan variaciones térmicas profundas. Las aguas más frías o más saladas son más densas, y en general se hunden, y las mas cálidas o con menos salinidad ascienden. Estas corrientes permiten que las aguas cálidas de las zonas ecuatoriales se trasladen hacia los polos. La dirección del movimiento de las corrientes oceánicas está influida por el movimiento de rotación del planeta que espirala el agua, y por la dirección de los vientos, que las mueve hacia adelante.

La fuerza de atracción del Sol y la Luna sobre los Océanos origina las mareas. Las grandes mareas se producen en primavera cuando se hallan alineados el Sol, la Tierra y la Luna.

El Día Mundial de los Océanos es el 8 de junio.