Concepto de ostentación

Etimológicamente derivada del vocablo latino “ostentationis” la ostentación es una actitud que tienen aquellos que hacen alarde de alguna, algunas o todas sus aparentes cualidades o méritos, y especialmente de las cosas materiales que poseen y disfrutan, que muestran en forma pública, abierta y grandilocuente.

En el primer caso podemos decir que alguien ostenta una amplia y sincera sonrisa, una inteligencia precoz, una mirada desafiante o una espectacular figura pues muestra esos destacados atributos con altivez y orgullo, como muestra, además, de una autoestima elevada.

Con respecto a los bienes materiales, quien los ostenta, los muestra sin recato, tratando de superar a los demás en cuanto al costo y magnificencia de los mismos. Por ejemplo: “Lucas hace ostentación de su levado patrimonio, ha comprado una vivienda cuyo frente llama la atención del vecindario por sus lujos” o “Sara es muy ostentosa con su atuendo, jamás pasa desapercibida”.

Puede tratarse de títulos, logros académicos o cargos, el objeto de ostentación, que en este caso, tal vez involuntariamente y como consecuencia del esfuerzo personal, le permite a quien los ha conseguido, ocupar lugares destacados a nivel social.

Un Jefe de Estado puede hacer ostentación de su poder, imponiendo cargas o tributos a la población sin importar sus consecuencias; o mandar a construir obras arquitectónicas fabulosas con el dinero público, sin atender a necesidades prioritarias.

El que ostenta trata de lograr admiración, respeto y envidia en otras personas, mostrando lo que supuestamente los demás querrían tener.

La ostentación es lo contrario a la humildad, la sencillez, la reserva, el recato y la moderación.

Pueden hacer ostentación, no solo las personas individualmente sino también grupos o comunidades en su conjunto.