Concepto de pedido

La palabra pedido, alude al resultado y a la acción de pedir, palabra que en su etimología nos remite al latín “petere” con el significado de tratar de conseguir algo, rogando o reclamándoselo a alguien. Puede tratarse de una limosna, de un regalo, de una gracia divina, de un novio que desea casrase a su futura esposa, o pedirse justicia. Algunos pedidos son formulados sin exigencias o imperativos; y otros pueden realizarse advirtiéndose las consecuencias de su no cumplimiento. En el primer caso por ejemplo si alguien le pide a otro un favor, al cual el destinatario del pedido puede aceptar hacerlo o negarse. En el segundo puede tratarse de un pedido de rescate a un familiar de una persona secuestrada, y advertirse que en caso de incumplimiento, el privado ilegalmente de su libertad sufrirá las consecuencias; o puede intimarse de modo legal, como cuando se pide que se pague una deuda, bajo apercibimiento de que en caso contrario, se iniciarán las acciones judiciales correspondientes.

Concepto de pedido

El que realiza el pedido se denomina peticionante; y éste puede ser no solo una persona de cualquier edad sino también un animal. Por ejemplo: “mi perro con sus ladridos realiza constantemente un pedido de atención”.

También se llama pedido al encargo que hace un comprador a un vendedor, para que le apronte las mercaderías que pretende adquirir. Recibe también el nombre de orden de compra y contiene un detalle de la cantidad y tipo de productos solicitados (a veces, en compras grandes, se detalla la fecha y también el precio y manera de abonarlo): “Ya le hice el pedido al proveedor. Me lo remitirá en quince días” o “Ya hice el pedido en el supermercado, estaba escaso de provisiones”.