Concepto de pernoctar

La palabra pernoctar es un verbo que se formó con dos vocablos latinos: el prefijo “per” que designa lo que se hace “través de” y “noctis” en el sentido de “noche”, por lo cual pernoctar significa permanecer en un sitio durante toda la noche.

Si bien puede aplicarse a pasar la noche en la residencia habitual de una persona, en general se aplica cuando se lo hace fuera de la misma, por ejemplo: “Mientras me dirigía a la casa de mi hermano que queda a cuatrocientos kilómetros, me sorprendió la noche, y para evitar conducir en la oscuridad, decidí pernoctar en una posada que encontré en el camino” o “Mi hijo se va de excursión y por primera vez pernoctará lejos de casa”.

Concepto de pernoctar

Muchas veces debemos pernoctar lejos de nuestros hogares por elección, como el caso de que nos encontremos de vacaciones, o por cuestiones accidentales, como ocurre si nuestra vivienda sufre un deterioro o debamos viajar de modo imprevisto, por ejemplo por enfermedad o muerte de un familiar.

Los hoteles son los sitios más confortables y mejor preparados para recibir a las personas que están lejos de sus hogares, y ofrecen para pernoctar habitaciones con regulación de temperatura y camas cómodas y limpias, aunque sus precios varían dependiendo de la calificación de los servicios ofrecidos, los que se miden en estrellas, siendo los de menor categoría los de una estrella y los de máxima, de cinco. Para quienes cuentan con menos dinero disponible, una opción más económica son los hostels, donde se comparte en general habitación y baño con otros huéspedes. Si se trata de varias personas, otro recurso para pernoctar en forma cómoda y además sentirse “como en casa” es alquilar un apartamento, que brinda además la posibilidad de contar con la posibilidad de usar la cocina y el comedor, para poder no solo dormir allí sino también preparase la comida. Si es una zona de acampe, es posible instalar una carpa, para pernoctar en ella, lo que es un recurso aún más barato.