Concepto de pesadumbre

La palabra pesadumbre se integra con dos términos latinos: “pensum” (peso) que a su vez deriva de “pendere” en el sentido de pender o colgar, queriendo expresar la fuerza de gravedad con que la Tierra atrae a los cuerpos, y el sufijo de cualidad “umbre”.

La pesadumbre es, entonces, lo que califica a algo que tiene peso, aplicado especialmente al peso moral o psicológico que provoca la tristeza y la angustia, que hace que nos sintamos como si una fuerza presionara sobre nuestro espíritu, y nos obligara a permanecer quietos e inactivos, con un cansancio más psíquico que físico.

Concepto de pesadumbre

Es normal que en algunos momentos de la vida, especialmente en períodos de duelo por pérdidas importantes (de seres queridos, de trabajo, de salud, de amistades, de amores etcétera) nos sintamos como vencidos por ese peso que no nos sentimos capaces de soportar; sin embargo, cuando esta pesadumbre se perpetúa en el tiempo o no llegamos a reconocer su causa, podemos estar experimentando un cuadro depresivo, y debemos consultar un médico, para que nos indique cómo salir de esa situación, que no es para nada satisfactoria, y puede generar trastornos no solo emocionales sino también orgánicos, al somatizarse.

Ejemplos: “Estoy apesadumbrado por la noticia de un nuevo brote de violencia en Medio Oriente”, “la muerte de mi hermano me ha provocado una enorme pesadumbre” o “Se adueñó de mí la pesadumbre cuando me entré que había perdido mi trabajo”.

Una persona apesadumbrada, se mostrará triste, desganada, con la cabeza baja y el ceño fruncido, sin ánimo para enfrentar las alegrías y problemas de la vida cotidiana. Expresar lo que se siente a amigos y familiares, realizar actividad física, distraerse, dormir las horas necesarias, alimentarse sanamente, y no encerrase en el dolor, ayuda a solucionar ese negativo estado emocional.

También se denomina pesadumbre a las causas que generan ese malestar, por ejemplo: “Tengo muchas pesadumbres que me agobian” o “Mi enfermedad es mi pesadumbre”.

En la Filosofía existencialista el tema recurrente es la pesadumbre. El filósofo Jaen Paul Sartre (1905-1980) característico de este movimiento, muestra su pesimismo y pesadumbre existencial, especialmente en sus primeras obras: “la náusea” publicada en 1938 y “El ser y la nada” de 1943.