Concepto de pitonisa

La palabra pitonisa procede del latín “pythonissa”, y fue usada por los padres de la iglesia, entre ellos San Jerónimo, San Agustín, San Isidoro y Santo Tomás, refiriéndose a mujeres que tenían la capacidad de predecir acontecimientos futuros. En la antigua Grecia, en Delfos, cerca del monte Parnaso, existía un templo dedicado al culto del dios Apolo, en un lugar montañoso y con numerosos manantiales, donde había un oráculo (lugar donde los dioses respondían a preguntas de los humanos, a través de algunos elegidos, en fechas específicas, en este caso era el 7 de cada mes). Las pitonisas eran mujeres de intachable moral que cumplían este cometido, de interpretar lo que Apolo, dios solar y patrono de la música, que hablaba a través del oráculo, les respondía a las personas. Las pitonisas se dedicaban a esa actividad de por vida residiendo para siempre en el lugar.

Concepto de pitonisa

Las respuestas podían ser a consultas privadas, pero también sobre la vida pública, por lo cual tenían mucha trascendencia, pues inspiraban muchas veces esenciales decisiones políticas como por ejemplo la conveniencia de declarar una guerra.

Quienes deseaban consultar al oráculo, desde reyes hasta gente común, se entrevistaban unos días antes con la pitonisa, ofreciéndose un sacrificio y pagando una tasa. Luego la pitonisa se retiraba en soledad al fondo del templo, y se sentaba en un trípode; entraba en un estado de trance, expresando luego sus respuestas de modo ambiguo, lo que hacía que sus interpretaciones pudieran ser diversas, y por ende difíciles de errar, ya que en alguna de esas explicaciones podría ser verdad. Las pitonisas balbuceaban sus respuestas las que eran descifradas por los sacerdotes que las escribían primero como versos y luego en prosa, para entregarlas posteriormente al consultante.

En la actualidad, a aquellas mujeres que se atribuyen la facultad de adivinar el futuro suele llamárselas pitonisas, aunque la verdad de sus dichos está profundamente cuestionada, y la ciencia las rechaza, considerándose que es una manipulación sobre personas crédulas que sucumben ante quienes logran engañarlos, para quitarles su dinero a cambio de mentirosos augurios.