Concepto de plebe

La palabra plebe, derivada del latín “plebis” alude a la población no privilegiada, al conjunto de habitantes libres pero que no se distinguen del común. En la Antigua Roma, la plebe o los plebeyos, sector social diferenciado de los patricios, que habrían sido los descendientes de los fundadores de la ciudad de Roma (de allí el nombre de patres), estaban relegados de los asuntos políticos, a los que recién fueron incorporados, cuando el rey Servio Tulio dividió a las personas por su fortuna, y así pudieron participaren la asamblea de ciudadanos o comicios. Sin embargo muchos otros asuntos públicos y privados (hasta la ley Canuleia no pudieron casarse patricios y plebeyos) les estaban vedados, lo que desencadenó una larga lucha de este relegado sector social por la conquista de derechos, y su equiparación a la clase patricia.

Los tribunos de la plebe, fueron funcionarios instituidos luego de que la plebe decidieron constituir su propio Estado en el Aventino en el año 494 a. C. ante lo cual los patricios les concedieron la instauración de los tribunos para defender a los plebeyos, teniendo la posibilidad de usar la “intercessio” o veto, para oponerse a medidas que fueran perjudiciales a los de su clase.

Otra entidad de la plebe fueron los ediles plebeyos, auxiliares de los tribunos con funciones de policía.

Los concilios de la plebe eran las reuniones de los plebeyos que interrogados por el Tribuno de la Plebe, podían sancionar plebiscitos, normas similares a las leyes que primero tuvieron valor solo entre la plebe y luego se extendió su obligatoriedad también a los patricios.

El término plebe, se generalizó para hablar de cualquier conjunto de personas sin privilegios, como el caso del Tercer Estado o Estado Llano, del Antiguo Régimen.