Concepto de pleitesía

Pleitesía es un homenaje que se le rinde a algo o a alguien. El vocablo procede del antiguo “pleités”, emparentado con el verbo latino “placere” en el sentido de generar acuerdo o placer. A esto se le añade el sufijo de cualidad “ia”. Su significado es acuerdo, convenio, cortesía.

Se habla en la actualidad de pleitesía cuando se reconoce a otro como superior o digno de máximo respeto, y por ello se le hacen gestos de halago y se le dan muestras de reconocimiento. Puede tratarse de quien detenta una dignidad o cargo, como un Presidente de Estado, un rey o el Papa; o puede tratarse de una celebridad del deporte, de la literatura, de las ciencias o de las bellas artes.

Concepto de pleitesía

Puede consistir en gestos de reverencia, presentes, ubicarlo en una posición destacada dentro de un contexto (sentarlo en un sillón diferente y más ornamentado, en el centro de una escena, colocarle para que pase, una alfombra roja, ofrecerle manjares y regalos, etcétera). Puede a veces confundirse ciertas muestras de afecto con pleitesía, aunque lo que fundamentalmente lo diferencia es que en la pleitesía existe reconocimiento de la superioridad del otro, al que se halaga y se reconoce como mejor.

Ejemplos: “La venida del mandatario extranjero motivó que se engalanara la ciudad y se lo recibiera con gran pleitesía” o “Le rindieron pleitesía al cantante como si se tratara de alguien sobrenatural”.

También puede rendirse pleitesía a otra persona, en el sentido de elogiarlo y consentirlo haciéndole favores y regalos, mostrándose sumiso y obediente, para conseguir algo de él: “Le rinde pleitesía a sus jefes, pues cree que con ello logrará un ascenso” o “No debes rendirle tanta pleitesía a tu suegro, igual no te aceptará en la familia”.

Rendir pleitesía a objetos sagrados fue muy común en las sociedades politeístas, y aún hoy en el monoteísmo cada religión tiene símbolos, y algunos también imágenes, que son materia de devoción, culto y pleitesía.