Concepto de postulado

Significa pretensión, según su etimología latina, derivada del vocablo “postulatum”. Es una afirmación con pretensión de ser tenida como verdadera, aunque se halla sujeta a verificación.

Aristóteles distinguió los postulados de los axiomas, pues estos últimos eran evidentes, surgidos naturalmente en la mente humana, y válidamente universales. En cambio los postulados como verdades, carecen de este elemento de universalidad y también de auto-evidencia. Un postulado aristotélico es que todo lo que se mueve reconoce una causa externa que provoca ese movimiento; otro, que la felicidad se alcanza a través de la contemplación.

Euclides, en su obra “Los elementos” del año 300 a. C. partió de los postulados, que fueron cinco, para sus deducciones geométricas, y afirmó que además de la carencia de los dos elementos expuestos por Aristóteles los postulados eran indemostrables. Estos eran: Primero: a través de dos puntos distintos, solo una línea recta puede trazarse; Segundo: La prolongación indefinida de los segmentos rectilíneos; Tercero: La posibilidad de trazar una única circunferencia, teniendo un solo centro y un radio; Cuarto: La igualdad de todos los ángulos rectos; y Quinto: Si una línea recta corta a su vez a dos líneas rectas, constituyendo a un lado ángulos internos, y la suma de estos ángulos es menor a dos rectos, se encontrarán de ese lado, las dos líneas rectas, prolongadas en forma indefinida.

Los postulados a un empleo son aquellos candidatos o pretendientes, que se ofrecen para ocuparlos. Existen candidatas o postuladas a reinas, postulados a cargos políticos, a acceder a estudios superiores, a cargos eclesiásticos o militares, etcétera.