Concepto de prensa

Podemos diferenciar dos acepciones fundamentales de la palabra prensa. La primera se refiere a una máquina compactadora, que trabaja con fuerza hidráulica o mecánica y que en este último caso comprime, por contar con dos planchas que producen ese efecto al unirse, aprisionando lo que se pretende prensar. Sirve también para imprimir o estampar.

Otra significación se refiere a los medios escritos de comunicación masiva o periódicos, que transmiten las noticias locales y/o internacionales; opiniones; avisos clasificados; sociales; acontecimientos policiales; etcétera, que interesan a la ciudadanía y que tienen un importante rol como formadores de opinión.

La libertad de prensa está consagrada en todos los países democráticos, con mayor o menor ingerencia estatal, pero siempre evitando la censura previa, ya que es un derecho de todo habitante como lo consagra por ejemplo, el artículo 14 de la Constitución de la Nación Argentina, publicar sus ideas por la prensa sin que exista censura previa (no se habla de posterior, pues una vez emitida la idea, el emisor es responsable de sus dichos y debe responder por ellos, por ejemplo si comete a través de ellos, los delitos de calumnias o injurias).

A la prensa sensacionalista, que trata de captar lectores con informaciones conmovedoras, o relatadas de modo que despierten pasiones o emociones exageradas, incluso tergiversando los acontecimientos, se la llama prensa amarilla.

También se habla de prensa, como sinónimo de fama, ya que se dice tener buena o mala prensa, en lugar de buena o mala fama, ya que al ser la prensa un modo de difusión, hace conocido el buen o mal nombre de alguna persona.