Concepto de princesa

Su origen etimológico se halla en el latín “princeps” de donde la tomó el francés dándole la versión femenina “princesse” luego pasó a nuestro idioma. Una princesa es la hija de un rey, femenino de príncipe (hijo varón del monarca).

En España, las princesas y príncipes son los herederos directos del rey, que son princesas o príncipes de Asturias, título que data de 1388, que los convierte en herederos de los reinos de Castilla y León, siendo en la actualidad Leonor de Borbón, la princesa de Asturias, pues es la hija mayor de los reyes Felipe VI y Letizia. Los hijos menores de los reyes españoles se denominan infantes, como la hermana menor de Leonor, que es la infanta Sofía.

Concepto de princesa

Las esposas de los príncipes también se denominan princesas, por ejemplo la esposa del príncipe Alberto II de Mónaco es la princesa Charlene. Una princesa famosa por su carisma y su trágico final fue la princesa Diana (1961-1997) esposa del príncipe Carlos de Gales, del que se divorció, pero continuó manteniendo el título de princesa de Gales.

En los cuentos infantiles tradicionales es común que entre sus protagonistas figuren bonitas princesas o que se conviertan en princesas luego de una vida modesta y sacrificada, al casarse con un príncipe como por ejemplo en el cuento “La Cenicienta”. Cenicienta es una de las once princesas de las películas de Disney estrenada en 1950. La primera princesa en llegar al cine de la mano de Disney, fue Blancanieves, en 1937.

En “Sonatina” de Rubén Darío, se pretende revelar la incógnita que motiva la tristeza de la princesa de ojos azules y boca de fresa, rodeada de oro y riquezas de lo que se siente cautiva: en la estrofa final el hada madrina le anuncia la llegada del amor y el fin de su pesar.

En los concursos de belleza las princesas son las que acompañan a la ganadora, que es la reina, pues han obtenido los puestos siguientes.

Cariñosamente a las niñas, suele llamárselas princesas, por ejemplo: "mi papá me dice que soy su princesita".