Concepto de proscribir

El origen del verbo proscribir lo hallamos en el latín “proscribere”. El vocablo se integra con el prefijo “pro” en el sentido de marchar hacia adelante y “scribere” = “escribir”.

Proscribir es la acción de excluir a alguien, dejarlo de lado e impedirle su participación, pudiendo llegar hasta el destierro o la muerte. También se aplica al impedimento de realizar ciertas prácticas o al uso de distintivos o símbolos.

Proscribir tiene una connotación de prohibición, de limitación a las libertades individuales y/o grupales especialmente por motivos políticos, contra los opositores del grupo gobernante, en gobiernos no democráticos, ya que en los democráticos la diversidad de ideas es su natural expresión.

Concepto de proscribir

En la antigua Atenas, la familia eupátrida de los Alcmeónidas, fue una de las que sufrió durante mucho tiempo la proscripción comenzando con el arconte Megacles I, que fue condenado al exilio perpetuo por sacrilegio en el año 630 antes de Cristo, tras condenar a muerte a Cilón que había recibido la protección de la diosa Atenea, aunque había sido el autor de un frustrado golpe de estado. Durante la tiranía de Pisístrato fueron otra vez proscriptos y expulsados los miembros de esta familia, de la cual, luego nacerían, Clístenes (que fue proscrito por un tiempo) y Pericles, que le daría nombre a su siglo calificado como “de oro”.

En la antigua Roma, además de la proscripción política se conocía la civil, contra deudores que se ocultaban para no pagar a sus acreedores. En cuanto a la proscripción política fue muy utilizada, confeccionándose listas de personajes proscritos, a los que se declaraba enemigos públicos.

En Argentina, el peronismo como partido político estuvo proscrito durante 18 años, por decreto de la dictadura de Pedro Eugenio Aramburu, del 9 de marzo de 1956 hasta las elecciones del 11 de marzo de 1973, donde con su líder, Juan Domingo Perón aún proscrito, accedió al poder Héctor J. Cámpora candidato por el partido político FreJuLi, quien renunció a su cargo el 13 de julio de ese mismo año, para permitir la llegada al poder de Perón.