Concepto de puerto

En el latín “portus” con el significado de “paso”, hallamos el origen de la palabra puerto. En la antigua Roma un puerto permitía el paso por las montañas, o era el lugar de la costa donde las naves podían anclar de modo seguro y cargar o descargar mercancías o pasajeros. Estos sitios podían estar de modo natural o ser construidos por el hombre. Los más importantes puertos romanos que permitían el comercio con Asia eran Arsínoe, Myos Hormos y Berenice.

Las ciudades costeras que poseen puertos poseen una intensa actividad comercial. Ser una ciudad puerto le permitió a Buenos Aires (Argentina) erigirse como la ciudad más rica de la República Argentina desde los albores de la patria.

Concepto de puerto

Dentro de los puertos se identifican básicamente tres zonas. Una ubicada en la orilla de los ríos y mares donde anclan las embarcaciones, se las protege del oleaje y se posibilita un embarco y desembarco seguros, instalándose para ello, muelles: una zona terrestre para acopiar la mercadería y resguardar al pasaje; y por último, una zona de evacuación, que permita el ingreso y egreso a la zona portuaria.

Los diez más importantes puertos comerciales a nivel mundial se encuentran: siete en China, uno en Singapur, otro en los Países Bajos, y el restante en Corea del sur. Los puertos de las costas del Mediterráneo tienen una función más turística que comercial.
En Informática, un puerto un puerto es una interfaz que puede ser física o de hardware o de programas o software, y tiene la función de permitir la recepción y envío de datos.
La expresión “llegar a buen puerto” hace referencia a que las metas propuestas han sido cumplidas.