Concepto de puntualidad

La puntualidad es el efecto de ser puntual, del latín “puntualis” cualidad de lo que es preciso, que coincide en un instante o en un punto, especialmente temporal. El “punctum” en latín era la marca ínfima que dejaba una picadura, y por ello la puntualidad caracteriza a aquellas personas que cuando deben estar en un sitio a una horario determinado, arriban en ese momento exacto, ni antes ni después.

El espacio de tiempo comprendido en lo puntual es variable y convencional, ya que si nos dicen que debemos entregar un trabajo determinado día, sin indicar un horario preciso, seremos puntuales si cumplimos lo encomendado en cualquier horario que ese día el lugar brinde atención al público. En cambio si debemos ingresar en un instituto de enseñanza o en un trabajo a un horario determinado, y llegamos tarde, seremos sancionados con una inasistencia o llegada tarde, según la demora.

Concepto de puntualidad

Como seres sociales siempre debemos cumplir horarios, para ir a trabajar, a estudiar, para concurrir a un evento, una comida familiar, una cita, etcétera.

Quienes brindan atención al público, conciertan citas con sus clientes o pacientes y a veces no respetan el horario fijado, tal vez por fuerza mayor o simplemente por creer que quienes requieren sus servicios deben esperarlos, siendo esto una falta de respeto al tiempo ajeno. Ejemplos: “Mi médica se atrasó en la atención de sus pacientes pero fue porque llegó un enfermo de urgencia, en cambio en el otro consultorio el doctor no fue puntual simplemente porque estuvo gran parte del tiempo conversando con colegas y tomando café”.

Organizar nuestro, tiempo, llegar cuando debemos, no hacer esperar a los demás innecesariamente, muestra que somos personas responsables, respetuosas y que valoran a su prójimo. Si la puntualidad no te caracteriza, comienza a trabajar en ello de forma paulatina, pues es simplemente un hábito que se crea con la continuidad de su práctica. Piensa en el que está esperando y ponte en su lugar, es solo una cuestión de empatía.