Concepto de rastrillaje

El rastrillaje alude a aquella acción consistente en pasar el rastrillo, elemento de uso muy común en el campo y en la jardinería que sirve para quitar malezas y recoger hierbas y hojas, haciendo una limpieza de la zona, ya que consiste en una barra dentada sostenida por un mango.

Se aplica también a aquellos procedimientos policiales, militares y de seguridad que se llevan a cabo para buscar rastros o con fines exploratorios de áreas pobladas, y particularmente despobladas, o en mares, ríos, lagunas o arroyos. El fin de un rastrillaje es hacer un reconocimiento profundo de un lugar, tratando de no dejar ninguna parte sin explorar, en general vinculado con la búsqueda de personas buscadas por haber cometido un delito, por ser víctimas de un hecho ilícito, que se hallan perdidas o que sufrieron una accidente o un desastre natural, y se desconoce su paradero. También se hace con el objetivo de encontrar cosas, como por ejemplo un cargamento de objetos contrabandeados o de drogas prohibidas o las armas empleadas en un ilícito o el cuerpo del delito.

Concepto de rastrillaje

Los rastrillajes pueden hacerse a pie, a caballo, en rodados, barcos, con ayuda de helicópteros, de elementos tecnológicos y/o perros entrenados.

Los rastrillajes pueden hacerlo personas particulares, como cuando los vecinos se movilizan por la búsqueda de alguien que desapareció, pueden hacerlo de oficio las fuerzas policiales o por orden de un juez, en cuyo caso las fuerzas de seguridad se ajustan a las específicas normas del Derecho Procesal, siguiendo un protocolo, y debiéndose labrar acta de toda evidencia hallada. Quienes realizan el rastrillaje, observan, inspeccionan, investigan y buscan señales. Cavan, cortan malezas, remueven basura, se internan en las aguas con gomones, lanchas y buzos, etcétera.