Concepto de Raza

Dentro de las especies animales se denomina raza, a las distintas castas o categorías, que de acuerdo a su origen o linaje, le aportan características físicas y de carácter, diferenciadas transmisibles por herencia. Así se habla de razas vacunas, equinas, de perros, gatos, etcétera.

Dentro del género humano también es posible distinguir razas, siendo la primera clasificación sistemática, la obra de Linné, un naturalista de origen sueco que distinguió las razas según su lugar de procedencia, en americanas, africanas, europeas y asiáticas, en el siglo XVIII, aunque ya en el antiguo Egipto pueden encontrarse esbozos de clasificaciones del género humano según su lugar de origen y sus caracteres físicos, como en el “Libro de las Puertas” donde se habla de egipcios, de asiáticos, de nubios y libios. Posteriormente, la clasificación más conocida es la que diferencia las siguientes: la raza blanca europea, también llamada leucoderma, o caucásica, con su característica piel pálida, la negra africana o melanoderma, por la gran cantidad de melanina que le da el carácter oscuro a la piel, y la amarilla asiática, mongoloide o xantoderma, de tez cobriza.

La clasificación en razas, como todas las clasificaciones, es arbitraria, atendiendo a ciertos rasgos distintivos, y no tendría nada de particular si solo se hiciera con fines de estudio y análisis. Sin embargo, muchas veces esta manera de encuadrar a los seres humanos, hizo nacer un nuevo concepto, el del racismo, por el cual algunas razas se sintieron superiores a otras, como la blanca con respecto a la negra. También sirvió para crear ciertas categorías raciales, sin racionalidad, como la que utilizó Hitler para priorizar la llamada raza aria por sobre la semita, que tienen en realidad como diferenciales su origen lingüístico y de procedencia. Los arios serían indoeuropeos y los semitas asiáticos. En todos estos casos las discriminaciones raciales llevaron a la degradación de grupos humanos, e incluso su exterminio.

Si bien se han realizado muchos estudios, y es cierto que cada raza tiene sus características propias positivas y negativas, nada racional les adjudica una distinta jerarquía, simplemente tienen distintas potencialidades complementarias. Por eso, actualmente, se prefiere hablar de etnias y no de razas, refiriéndose a diferencias meramente culturales, sin tampoco priorizar unas respecto de otras.